Percepciones

Vivencias, noticias globales y el mundo tecnológico

Romney pierde en el sur pero mantiene liderazgo republicano

Los resultados de las primarias republicanas en el sur de Estados Unidos fueron previsiblemente malos para el moderado Mitt Romney.

El exgobernador de Massachusets se adentraba en un territorio de conservadores y evangélicos, donde no ha sido favorecido durante toda la campaña electoral. De hecho, en estos estas las encuestas había previsto derrotas.

La nominación del candidato no logrará definirse por los votos populares sino por la convención republicana que decidirá en agosto quien enfrentará al presidente Barack Obama en noviembre.

De los 1.144 delegados, Romney cuenta con 480 liderando la campaña, Santorum está en segundo lugar con 234, Gingrich tiene 139 y Ron Paul, el único aspirante que no ha ganado primarias es respaldado por 66.

El conservador Rick Santorum, exsenador de Pennsylvania, ganó en Alabama y Mississippi el martes pasado; en segundo lugar quedó Newt Gingrich, expresidente de la Cámara de Representantes y Romney estuvo relegado a una tercera posición.

La derrota de Romney en estos estados, además de Kansas el sábado, implicará que el aspirante moderado deberá gastar mayores fondos que luego necesitaría en la elección general contra Obama.

El exgobernador ya ha gastado más de 45 millones de dólares en la campaña republicana. Gingrich lo sigue de lejos con más de 12 millones, mientras que Santorum y Paul han invertido más de cinco millones, cada uno, en sus propagandas televisivas.

“Santorum vive un gran momento pero no es sustancial sino temporal, hasta que las primarias se den en el oeste donde no tiene respaldo popular”, indica Dennis Anderson, profesor de Gestión de la Tecnología de Información en el St. Francis College de Nueva York.

Anderson enfatiza que Romney sigue ganando delegados a pesar de haber perdido estas primarias y prevé que estos resultados serán solo un recuerdo cuando comience a ganar en el oeste y norte del país.

Alianzas conservadoras

Mientras Gingrich no se retire de la campaña -a pesar de su improbable capacidad de ganar la contienda por el escaso número de delegados obtenidos- le restará apoyo de los conservadores a Santorum.

Sin embargo, Gingrich dejó entrever la posibilidad de formar alianza con su contrincante conservador para optar a la vicepresidencia.

El experto considera que, Gingrich se está posicionando políticamente para el futuro, pero tener una dupla conservadora no lograría captar el apoyo de los independientes. Por esto, Anderson anticipa que es una táctica para prolongar su campaña por unos meses.

Sobre este escenario Romney debe demostrar su capacidad para atraer el voto independiente, el cual es determinante para ganar la elección presidencial.

“Si la meta es ganar, (los conservadores) deben entender que ellos no podrán ganar solo con una agenda conservadora.Romney tiene que continuar rediseñando su mensaje y obtener el mayor número de delegados y súper delegados que pueda”, acota el analista de St. Francis College en Nueva York.

@VeroEgui

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: